EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

«

»

Tipos de tableros

A continuación les comentamos las diferentes clases de tableros con los que trabajamos y que podrán encontrar en nuestras instalaciones.
  • TABLERO AGLOMERADO
Se obtiene a partir de pequeñas virutas o serrín, encoladas a presión en una proporción de 50% virutas y 50% cola.   Se fabrican de diferentes tipos en función del tamaño de sus partículas, de su distribución por todo el tablero, así como por el adhesivo empleado para su fabricación. Por lo general se emplean maderas blandas más que duras por facilidad de trabajar con ellas, ya que es más fácil prensar blando que duro.
Los aglomerados son materiales estables y de consistencia uniforme, tienen superficies totalmente lisas y resultan aptos como bases para enchapados. Existe una amplia gama de estos tableros que van desde los de base de madera, papel o laminados plásticos. La mayoría de los tableros aglomerados son relativamente frágiles y presentan menor resistencia a la tracción que los contrachapados debido a que los otros tienen capas superpuestas perpendicularmente de chapa que dan bastantes más aguante.
Estos tableros se ven afectados por el exceso de humedad, presentando dilatación en su grosor, dilatación que no se recupera con el secado. No obstante se fabrican modelos con alguna resistencia a condiciones de humedad.
Aunque se debe evitar el colocar tornillos por los cantos de este tipo de láminas, si fuese necesario, el diámetro de los tornillos no debe ser mayor a la cuarta parte del grosor del tablero, para evitar agrietamientos en el enchapado de las caras.
  • TABLERO PLASTIFICADO
El más popular de los tableros, utilizado para la construcción de muebles funcionales, prácticos y de fácil mantenimiento. Ideal para hacer interiores de armario y estanterías.
Las imitaciones de madera de la melamina son cada vez más perfectas, pues actualmente se utilizan para su fabricación fotos reales de maderas transformadas mediante software, y en algunos casos es difícil distinguirla de una madera barnizada, sobre todo para un neófito en la materia.
  • TABLERO MDF
Un tablero MDF es un aglomerado elaborado con fibras de madera (que previamente se han desfibrado y eliminado la lignina que poseían) aglutinadas con resinas sintéticas mediante fuerte presión y calor, en seco, hasta alcanzar una densidad media.
También se le llama DM (densidad media) o MDF (las siglas de Medium Density Fibreboard).
Presenta una estructura uniforme y homogénea y una textura fina que permite que sus caras y cantos tengan un acabado perfecto. Se trabaja prácticamente igual que la madera maciza, pudiéndose fresar y tallar en su totalidad. La estabilidad dimensional, al contrario que la madera maciza, es óptima, pero su peso es muy elevado. Constituye una base excelente para las chapas de madera.
Es perfecto para lacar o pintar. También se puede barnizar (aunque debido a sus características no es necesario). Se encola (con cola blanca) fácilmente y sin problemas. Suele ser de color marrón medio-oscuro y es un tablero de bajo coste económico en el mercado actual.
Recomendable para construir todo tipo de muebles (funcionales o artísticos) en los que el peso no suponga ningún problema. Son una base óptima para lacar. Excelente como tapas de mesas y bancos de trabajo. No es apto para exterior ni condiciones húmedas. Existen placas de DM que llevan un tratamiento antihumedad (hidrofugo).
Básicamente se usa en la industria del mueble (en ebanistería para los fondos de armarios y cajones debido a que son muy baratos y no se pudren ni carcomen), la construcción e industrias afines, pero también se utiliza para hacer tallas y esculturas pegando varios tableros hasta conseguir el grosor adecuado, como soporte o lienzo de pintura, de base para maquetas, y como trasera de portafotos, posters y puzzles.
Principalmente se elabora con viruta o serrín fino de pino tipo radiata o maderas similares.
  • TABLERO PINO MACIZO
Habitualmente el tablero macizo tanto de pino como de cualquier otra madera se fabrica alistonado, es decir, pegando listones a tope entre sí. Este proceso es fundamental para obtener tableros anchos y de mayor estabilidad, así como para conseguir un mejor aprovechamiento del tronco.
Existen muchas calidades de tablero macizo dependiendo de la madera utilizada y de los defectos que tenga.
El tablero alistonado de pino macizo es relativamente ligero y tiene mucha más resistencia en la dirección de sus fibras que en la transversal. Para que tenga buena estabilidad es necesario un correcto proceso de secado. Se puede fresar, tallar y su encolado (con cola blanca) no presenta problemas.
Aunque viene lijado de fábrica, conviene lijar con lija suave para conseguir un resultado óptimo. Se puede teñir, barnizar, encerar, pintar y lacar.
Es recomendable para cualquier tipo de mueble de calidad, aunque se utiliza mucho más para mueble rústico donde el movimiento de la madera tiene menos importancia.
  • TABLEROS RECHAPADOS
Son tableros con base de aglomerado o bien MDF recubiertos por finas láminas de chapa natural adheridas al tablero por el sistema de prensado.
La especial calidad de este tablero viene de la propia madera, y de un proceso de selección de la chapa (hoja de madera) y de un cuidadoso proceso de elaboración, obteniendo tableros con toda la belleza de las maderas para después ser barnizados.
  • TABLEROS CONTRACHAPADOS Y FENÓLICOS

El contrachapado, multilaminado o madera terciada es un tablero elaborado con finas chapas de madera pegadas con las fibras transversalmente una sobre la otra con resinas sintéticas mediante fuerte presión y calor. Esta técnica mejora notablemente la estabilidad dimensional del tablero obtenido respecto de madera maciza.
La presentación más común de este material es en tableros de 2,44×1,22 metros, en grosores que van de los 2,5 mm hasta los 36 mm en casi cualquier tipo de madera, predominando las maderas blandas.
Suelen hacerse tableros de pino y abeto para uso industrial y la construcción. Asimismo podemos encontrar tableros enchapados con maderas decorativas como el roble rojo, abedul, arce, loan (caoba filipina), caobilla, entre otras maderas duras.
Los tableros para usos interiores suele presentar una resistencia limitada a la humedad, en contraste, tenemos tableros en los que se usa pegamentos especiales basados en fenol-formaldehido, capaces de resistir la podredumbre y prevenir el hojeo de las capas del material, muy aptos para ambientes exteriores y marinos o para encofrados de hormigón.
  • TABLERO HIDROFUGO
El tablero aglomerado de partículas resistente a la humedad (hidrófugo) garantiza un comportamiento adecuado de resistencia ante situaciones de humedad ambiental o humedecimiento ocasional, como las que fácilmente se verifican en aplicaciones de mobiliario de cocina o cuarto de baño.
Su uso en aplicaciones para la construcción es también elevado. Con el revestimiento adecuado puede ser utilizado en encofrados, panelamiento de paredes u otras aplicaciones.
  • TABLEX Y TRASERAS

Es un tablero fabricado a partir de fibras de madera húmedas sometidas a gran presión y elevada temperatura.
Para unir las fibras se utilizan resinas naturales contenidas en las mismas.
Tiene una cara lisa y otra rugosa y se caracteriza por su extremada dureza. Su color es marrón oscuro y se comercializa en grosor de 3,2mm. La medida del tablero es de 244 x 122 cm. Existe también perforado para permitir la aireación. Es un tablero barato.